El uso de cookies nos permite mejorar el funcionamiento de la web y, por tanto, perfeccionar su experiencia de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta nuestro uso de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.  Cookie policy. ACEPTAR

Pips, diferencial y margen

¿Qué es un pip?

Los dígitos situados a la derecha de la coma decimal se denominan pips (puntos de interés sobre el precio) y contabilizan la variación en el tipo de cambio de un par de divisas determinado. Más concretamente, 1 pip es la diferencia de una milésima parte en la cotización de cualquier par de divisas.

Por ejemplo, en el par EUR/USD, 1 pip representa una variación en el precio de 1,35000 a 1,35010, mientras que en el par USD/JPY equivale a una variación en el precio de 113,000 a 113,010. En ambos casos, el precio se ha movido 1 milésima o, lo que es lo mismo, 1 pip.

Hemos establecido, por tanto, que 1 pip es la variación de una unidad en el cuarto decimal —o en el segundo si hablamos de pares que incluyen el yen— de la cifra que indica la cotización de un par de divisas, y refleja un cambio de 1/1000. De este modo, un movimiento de 1,35000 a 1,35050 en la cotización implica una diferencia de 5 pips; si varía de 1,35000 a 1,35200, será de 20 pips, y así sucesivamente.

¿Y por qué hay cinco decimales?

ADS Prime muestra la cotización de la mayoría de los pares de divisas con cinco decimales —por ejemplo, 1,35001— excepto, entre otras, las que incluyen el yen, que se ofrecen con tres decimales —por ejemplo, 113,001— debido a que el valor de un yen japonés está considerablemente devaluado con respecto a las demás divisas principales.

De este modo, el cambio mínimo posible es inferior a 1 pip, ya que mostramos los precios con cinco decimales —o tres, en el caso de los pares que incluyen el yen—.

Por ejemplo, el par de divisas EUR/USD puede variar de 1,35000 a 1,35003, lo cual representa un cambio de 0,3 pips, que sencillamente denominamos “pips fraccionales”. Hacemos esta aclaración porque es habitual que en los sitios web, guías o análisis se mencionen los tipos de cambio con cuatro decimales —o dos, en el caso del yen— para simplificar.

Valor de un pip

El valor de un pip depende del par de divisas con el que se esté operando, del volumen de la transacción y del tipo de cambio. Resulta fácil entender que una variación de 1,3500 a 1,3510 en el precio del EUR/USD no tiene el mismo efecto si se “cambian” 1000 EUR o 10.000 EUR; en el primer caso, recibiríamos 1351 USD, mientras que en el segundo, 13.351 USD. Por tanto, el “valor” de 1 pip en dinero real está íntimamente ligado a la cantidad que cambiemos o, lo que es lo mismo, al “volumen de la operación”.

Diferencial

La diferencia entre el precio de compra y el precio de venta se denomina diferencial. Se trata de un concepto fácil de entender si tenemos en cuenta las leyes que rigen cualquier mercado: el objetivo de todo vendedor, en nuestro caso los bancos y las instituciones financieras, es comprar un instrumento dado a un precio inferior para revenderlo a un precio superior. Imagine el caso siguiente: un supermercado compra leche a los productores a un precio de 1 USD y la vende a sus clientes por 1,5 USD, lo cual le reporta un beneficio. Este principio se aplica de igual modo a las operaciones en Forex.

De esta manera, en el ejemplo en que el tipo de cambio del par de divisas EUR/USD es de 1,35690/1,35697, el diferencial es de 0,7 pips.

Volumen de las posiciones en Forex

En el mercado de divisas se opera en lotes o paquetes para facilitar la correspondencia entre las “órdenes”, o el volumen de las posiciones, de los compradores y de los vendedores. Si alguien desea cambiar 1231 euros por dólares de los Estados Unidos, necesitará que otra persona quiera efectuar exactamente la transacción contraria. Para evitar ciertas complejidades, aglutinamos las transacciones en paquetes de volúmenes homogéneos que denominamos “lotes”.

ADS Prime ofrece los tipos de lotes siguientes:

  • 1 lote = 100.000 USD (o contravalor de otra divisa)
  • 1 minilote = décima parte de un lote o 10.000 USD (o contravalor de otra divisa)
  • 1 microlote = centésima parte de un lote o 1000 USD (o contravalor de otra divisa)

Margen o apalancamiento

El margen, o apalancamiento, es el modo de aumentar nuestra exposición en una posición en el mercado de divisas. A tal efecto, puede comprar o vender una cantidad de divisas depositando únicamente un porcentaje del dinero correspondiente. Esto implica que usted podría cambiar, por ejemplo, 1.000.000 USD por dólares australianos sin necesidad de “depositar” tal importe, es decir, sin tener que “reservar” dicha cantidad en su cuenta de trading. Simplemente deberá depositar un porcentaje, que vendrá determinado por el margen o apalancamiento establecidos en su cuenta.

Por ejemplo, un margen de 1:100 supone que solo tendría que depositar 10.000 USD para adoptar una posición de 1.000.000 USD; su depósito se “apalancaría” a fin de que pueda efectuar operaciones de mayor volumen.

De igual modo, un apalancamiento de 1:500 supone que con esos 10.000 USD puede adoptar una posición de 5.000.000 USD. No obstante, no ha de olvidar que el margen es un arma de doble filo: si bien puede dar lugar a unas ganancias considerablemente superiores en caso de que el mercado se mueva a su favor, si lo hace en su contra, las pérdidas potenciales aumentarán en consecuencia.

Cómo funcionan los márgenes

  • Un inversor deposita 100.000 USD en su cuenta de ADS Prime, cuyo margen se ha establecido en un 1% o, lo que es lo mismo, un apalancamiento de 100:1. Esto implica que debe aplicar un margen del 1% a cualquier posición que abra.
  • Si desea abrir una posición de 1.000.000 USD, ha de reservar el 1% o 10.000 USD (1.000.000 x 1% = 10.000 USD) del saldo de su cuenta en concepto de margen.
  • Esta cantidad permanecerá “reservada” mientras su posición esté abierta, lo que implica que dispone del saldo restante de su cuenta para realizar otras operaciones.
  • Cuando ordena una transacción de 1.000.000 USD en el par USD/AUD, su beneficio corresponderá al que genere ese millón de dólares, independientemente de que solo haya depositado un pequeño porcentaje de su posición.
  • De este modo, dispone de una cantidad considerable del saldo de su cuenta para especular en otras operaciones, con lo que aumenta su exposición potencial total. No obstante, tal como hemos indicado anteriormente, esto puede multiplicar las ganancias, pero también las pérdidas.

Todas las operaciones conllevan riesgos y, en cierto tipo de cuentas las pérdidas, pueden exceder el monto depositado.